Avisar de contenido inadecuado

Breve, pero intensa, historia de los Shoot'em up (4 de 4)

{
}

Aunque con algo de retraso, llegamos al último capítulo de esta Breve pero intensa historia de los shoot'em up. Terminemos ya con esto.

Mientras los shoot'em up evolucionaban hacia los Danmaku en los salones recreativos, en casa los matamarcianos tomaron otra dirección. Desde la llegada de PS2 el género tuvo pocos juegos en consola (relativamente hablando), pero los pocos que salían alcanzaban un alto grado de calidad.

http://stc.obolog.net/multimedia/fotos/439000/438274/438274-205269.jpg   http://stc.obolog.net/multimedia/fotos/439000/438274/438274-205270.jpg

Es el caso de R-Type Delta (de PSX 1), el mejor de la franquicia con diferencia, o Gradius V (2004), desarrollado por Treasure para PS2 y que también es considerado como el mejor Gradius de todos los tiempos. Ambos juegos alcanzan una calidad gráfica sublime, con una jugabilidad clásica adictiva asequible para todos los aficionados.

Sega Saturn, una consola de no mucho éxito, consiguió tener el que es, aún hoy, considerado mejor matamarcianos de la historia.

http://stc.obolog.net/multimedia/fotos/439000/438274/438274-205274.jpg

Radiant Silvergun (Treasure 1998): Este juego es el clímax del género con una jugabilidad única y un diseño de niveles insuperable. Teníamos seis armas disponibles desde el principio, usables cuando quisiéramos, y el juego no tenía power-ups. En su lugar, las armas mejoraban con el uso que le dábamos. Tenía además un sistema de encadenamiento que nos daba más puntos si eliminábamos enemigos del mismo color, esto combinado con unos niveles laberínticos e impredecibles, una música preciosista y melódica, y unos enemigos cada cual mejor que el anterior ha hecho que este juego sea el mejor de los mejores.

El bombazo de Treasure nunca se publicó fuera de Japón, y por si fuera poco se crearon sólo apenas 35.000 unidades. Esto no ha hecho más que favorecer aún más la fama legendaria de este juego que se ha convertido en una de las piezas de coleccionsitas más buscadas, con un precio en el mercado de segunda mano que alcanza los 500$.

Años después Treasure repitió el mismo éxito con… 

Ikaruga (Treasure 2002): Otro juego bendecido que ya ha pasado a los anales de la historia. En parte repite algunos conceptos de Radiant Silvergun, por eso se le considera oficiosamente como su secuela. En Ikaruga la jugabilidad se apoya en un universo de dos colores. Nuestra nave puede cambiar del blanco al negro cuando queramos, y sólo somos vulnerables al color opuesto, pudiendo recoger las balas de nuestro color.

Una vez más es el diseño de niveles lo que hace tan genial a este matamarcianos, junto a unos patrones de movimiento enemigo sencillamente exquisitos. Un juego muy desafiante, de gran dificultad, donde en cada partida avancas un poquito más que en la anterior. A Ikaruga se le recuerda también como poseer, quizá, la mejor banda sonora del género.

Personalmente, Ikaruga siempre me gustó más que Radiant Silvergun, quizá porque lo jugué primero. En cualquier caso opino que ningún aficionado debería perderse ninguno de estos dos juegos.

http://stc.obolog.net/multimedia/fotos/439000/438274/438274-205292.jpg

Y aquí este breve, pero intenso, resumen de los shoot'em up. Espero que os haya gustado. Recordad que esto ha sido sólo apenas un breve resumen de toda la historia. El género ha tenido muchos altibajos y es difícil resumir todos los grandes juegos (que hay más de los aquí expuestos) en apenas cuatro posts. En cualquier caso, siempre tenéis los comentarios para añadir las anotaciones que queráis.

{
}
{
}

Deja tu comentario Breve, pero intensa, historia de los Shoot'em up (4 de 4)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.